La vía deductiva; procedimiento metodológico de gran valor en el estudio de los grupos de animales

Autora: Dra. C. Adania Guanche Martínez

La vía deductiva es un procedimiento contrapuesto a la vía inductiva. Constituye una forma de presentación del contenido que va desde los conceptos o definiciones generales o sea, las reglas o generalizaciones, hacia cada uno de los casos en que se perciba ese postulado general.

La vía inductiva va desde los casos particulares, a la regla general. Ambas vías, la inductiva y la deductiva son también métodos del pensamiento humano.

En la docencia, los pasos para proceder a la presentación de un contenido por la vía deductiva son, en sentido general, los siguientes:

1. El maestro presenta el modelo que refleje la esencia del concepto que se va a formar. En este caso ha de ser un animal que se tome como modelo por tener la mayoría de las características esenciales del concepto “animal”, o sea, la locomoción, la nutrición heterótrofa ingestiva, la presencia de sistemas de órganos, entre otras. En el caso del estudio de un grupo animal, una especie puede constituir este modelo.

Generalmente el modelo puede ser un esquema, un gráfico, una maqueta o una lámina en que se concreten las características y las relaciones o nexos esenciales del concepto, de forma general.

2. El maestro conducirá el análisis de los rasgos esenciales presentes en el modelo, para señalarlos, expresarlos oralmente y escribirlos. De este modo propiciará el análisis de la definición del concepto. Los propios alumnos pueden hacer la observación del ejemplar presentado y describirlo.

3. Los alumnos deben continuar trabajando con las características esenciales del concepto. Modelarán sus propios esquemas y por medio de flechas y palabras destacarán dichas características. Este es un paso muy importante, que no puede faltar.

4. El maestro enfrentará a los alumnos a diferentes objetos o fenómenos para que determinen su pertenencia o no al concepto que se analiza, para lo cual aplican el conocimiento acerca de las características esenciales y desarrollan la identificación. Es importante desarrollar estas acciones, pues serán modelos para la aplicación de preguntas evaluativas. En el caso del estudio de un grupo animal, la comparación con otras especies puede ayudar a ampliar la identificación de los caracteres esenciales.

5. Los alumnos buscarán nuevos ejemplos de objetos o fenómenos que pertenezcan al concepto, (en este caso otras especies del grupo de animales) lo cual se podrá cumplir mediante distintas actividades:

  • Observación directa en la naturaleza.
  • Observación indirecta mediante diferentes ilustraciones.
  • Realización de actividades prácticas y visitas a parques zoológicos y jardines o áreas de la localidad.
  • Observación de ilustraciones del libro de texto, de la teleclase, de la computadora.

6. El maestro garantizará, por medio de actividades variadas, que los alumnos utilicen el concepto aprendido y desarrollen la identificación, la ejemplificación, la explicación, la argumentación, entre otras habilidades, a partir de él. En este caso, el concepto aprendido se refiere a las características del grupo de animales que se está estudiando.

Corresponde a los alumnos, posteriormente, buscar nuevos ejemplos de objetos o fenómenos que pertenezcan al concepto, lo cual se podrá cumplir mediante la observación indirecta.

Es preciso aclarar que este procedimiento metodológico descrito no constituye un patrón rígido, sino que puede tener variantes en el trabajo cotidiano del maestro, en dependencia de los conceptos que se vayan a formar, de las características de los alumnos y de las posibilidades que brinden la escuela y la localidad.

Es muy importante garantizar el contacto del estudiante con la naturaleza siempre que sea posible, o de lo contrario, suplirlo con representaciones de los objetos, fenómenos o procesos que correspondan, cualquiera que sea la vía metodológica seleccionada.

Como se puede apreciar, mediante los procedimientos inductivo y deductivo, además de formar conceptos, se ejercitan diferentes habilidades intelectuales, prácticas y docentes que son indispensables para garantizar el proceso del conocimiento y se desarrolla el pensamiento flexible, la laboriosidad, la perseverancia, el colectivismo y la originalidad, con lo cual se produce un desarrollo de capacidades creativas.

Por lo tanto, cuando se hace referencia a las estrategias metodológicas inductiva y deductiva, estas son válidas para la formación de conceptos, para el desarrollo de habilidades y para promover el pensamiento inquisitivo y escudriñador propio de las personalidades creativas.

 

Comentarios


Deja un comentario