Sistema respiratorio (Parte II)

MSc. Olaida Cañizares Peña

Los pulmones son dos órganos blandos, esponjosos y elásticos que están situados en el interior de la caja torácica, a ambos lados del corazón y de los grandes vasos.

Tienen forma de semicono irregular, con la base hacia abajo y el vértice hacia arriba.

El pulmón derecho es más corto y ancho que el izquierdo y presenta tres lóbulos: superior, medio e inferior. El pulmón izquierdo es más largo y estrecho y tiene dos lóbulos: superior e inferior.

Los pulmones se encuentran dentro de un saco seroso llamado pleura, constituido por dos hojas: la pleura visceral (es la hoja interna y está adherida al pulmón), que en lacara medial del pulmón se continúa con la pleura parietal (es la hoja externa y está adherida a las paredes de la caja torácica).

Entre ambas pleuras hay un espacio, la cavidad pleural, invisible macroscópicamente, que contiene de 1-2 ml de líquido.


Dentro de los pulmones, cada bronquio principal se ramifica dando lugar a bronquios cada vez de menor calibre y constituyen el árbol bronquial, cuando analizamos esto, nos estamos refiriendo a la anatomía macro-microscópica de los pulmones.


.Los bronquios principales o de primer orden se dividen y dan lugar a los bronquios lobulares o de segundo orden (dos en el pulmón izquierdo y tres en el derecho), al dividirse los bronquios lobulares se forman los bronquios segmentarios o de tercer orden, a partir de estos, por división dicotómica se van formando los bronquios decuarto, quinto, sexto, séptimo y octavo orden. Los bronquios de 8vo orden se denominan bronquios lobulillares(en número de 1000). Todos estos bronquios se caracterizan porque presentan un esqueleto cartilaginoso en forma de anillos que se va adelgazando paulatinamente.

De cada bronquio lobulillar se forman varios bronquiolos terminales, sin anillos cartilaginosos y con un diámetro de 0,3 – 0,5 mm.

El conjunto de bronquios desde los principales hasta los bronquiolos terminales forman el árbol bronquial.

En los pulmones, a través de la superficie alveolar, se lleva a cabo el intercambio de gases pero, primero tiene que entrar hasta ellos el aire; durante su entrada pasa por las vías respiratorias, por las diferentes estructuras del árbol bronquial hasta llegar finalmente a los sacos alveolares.

Una vez que el aire ha entrado a los pulmones se efectúa el intercambio de gases entre los alveolos y la sangre, a través de la membrana respiratoria.

La membrana respiratoria se caracteriza porque es delgada, húmeda, permeable, y está muy vascularizada, lo que hace posible el intercambio de gases a este nivel.


¿Cómo se realiza el intercambio de gases entre los alveolos y la sangre?

El O2 difunde desde los alveolos pulmonares hacia la sangre que circula por los capilares alveolares, debido a que la presión parcial de O2 en los alveolos es mayor que en la sangre, el CO2 difunde desde la sangre hacia los alveolos pulmonares porque la presión parcial de este gas es mayor en la sangre que en los alveolos pulmonares.

Transporte de O2

Una vez en la sangre, el dioxígeno (O2) es transportado de dos formas:

El 97% es transportado combinado con la hemoglobina de los glóbulos rojos, en forma de oxihemoglobina (HbO2)

El 3% es transportado disuelto en el agua del plasma.



Una vez que el O2 ha sido transportado hasta los capilares de los tejidos, se lleva a cabo el segundo intercambio de gases, entre la sangre, el líquido extracelular y las células. Así el O2difunde desde la sangre hasta el líquido extracelular y de este a las

células, ya que la presión parcial del O2 (PO2) en la sangre es mayor que en el líquido extracelular y en este es mayor que en el interior de las células.

Una vez en el interior de la célula el O2 es utilizado en la respiración aerobia. Como consecuencia se producen cantidades significativas de CO2, el cual difunde primero al líquido extracelular y desde aquí a la sangre, debido a que la presión parcial de este gas (PCO2) es mayor en las células que en el líquido extracelular y en este es mayor que en la sangre.

Transporte de CO2

Luego, el dióxido de carbono (CO2) es transportado por la sangre en varias formas:

El 70% es transportado en forma de ion bicarbonato (HCO3-) dentro del glóbulo rojo.

El 23% es transportado conbinado con la hemoglobina de los glóbulos rojos en forma de carbaminohemoglobina (HbCO2).



Comentarios


Deja un comentario