MSc. Olaida Cañizares Peña

Funciones Vegetativas

Alimentos


Sistema digestivo


Sistema respiratorio (I) (II)


Sistema circulatorio. Sangre


Sistema renal. Órganos excretores

Sangre

Sangre: es uno de los líquidos que circula por el sistema circulatorio, específicamente por el sistema cardiovascular.

El plasma es importante porque:

Realiza función de transporte; por ser un medio líquido y por presentar proteínas plasmáticas. Transporta nutrientes, sustancias de desecho, iones, hormonas, etc.

Características de los glóbulos rojos


Funciones

Los glóbulos rojos, Intervienen en el transporte de gases respiratorios: O2 y CO2; ya que carecen de núcleo y de orgánulos citoplasmáticos, espacio que está ocupado por gran cantidad de hemoglobina, la cual se combina con el O2 y forma oxihemoglobina; también se combina con el CO2 y constituye la carbaminohemoglobina.

Transportan sustancias adsorbidas (adheridas) en su membrana plasmática, por ejemplo aminoácidos, anticuerpos, toxinas, algunos medicamentos).

Leucocitos o glóbulos blancos. Características

Diapédesis: propiedad que hace posible que los leucocitos puedan deslizarse a través de los poros de los capilares sanguíneos, debido a la constricción progresiva de las distintas partes del cuerpo celular, hasta que logra atravesar el poro.

 

Fagocitosis: proceso por el cual la membrana citoplasmática rodea a una partícula y la incorpora al citoplasma en forma de vacuola.

Es evidente que, para que ocurra la fagocitosis, el leucocito debe moverse hacia donde están las partículas por el movimiento ameboideo, que es la propiedad de algunos leucocitos de emitir seudópodos, lo que les permite desplazarse por los espacios intersticiales.

Funciones de los leucocitos

Intervienen en la defensa y el restablecimiento del organismo. En relación con esto participan en:

Ejemplos:

Ante ataques de bacterias y virus que producen inflamaciones y donde hay pus actúan los neutrófilos y los monocitos (tienen las propiedades de movimiento ameboideo y fagocitosis)

Ante infecciones parasitarias actúan los eosinófilos, que liberan sustancias que destruyen los parásitos, Además actúan donde hay reacciones antígeno-anticuerpo (fagocitan y digieren).

En reacciones alérgicas actúan los eosinófilos y los basófilos, estos últimos liberan sustancias como histamina, bradicidina y serotonina que producen manifestaciones alérgicas.

En la producción de anticuerpos intervienen los linfocitos B.

En la conservación de la memoria inmunológica intervienen os linfocitos T.


Inmunidad

Es la capacidad del cuerpo humano para resistir a casi todos los tipos de organismos o toxinas que tienden a lesionar tejidos y órganos.

Inmunidad innata

Hace que el cuerpo sea resistente parcial o completamente a enfermedades como el cólera de los cerdos, la peste del ganado, el moquillo de los pollos, la disentería, etc. La persona nace con este tipo de inmunidad. Estas respuestas inmunitarias innatas constituyen la primera línea de defensa del organismo, pero no es la más importante.


Inmunidad adquirida

Es la inmunidad que desarrolla el organismo contra agentes invasores como bacterias, virus, toxinas, parásitos. Este tipo de inmunidad es muy poderosa y se presenta después de la primera invasión. Es de dos tipos: humoral y celular o linfocitaria.


Inmunidad humoral

Se caracteriza porque en el organismo se producen anticuerpos circulantes, moléculas de globulinas capaces de atacar al agente invasor.


Inmunidad celular o linfocitaria

Se basa en la formación de un gran número de linfocitos T especializados, sensibilizados contra el agente extraño y que poseen la capacidad especial de fijarse al agente extraño y destruirlo.


Plaquetas. Características

Las plaquetas intervienen en la prevención de la pérdida de sangre mediante:

El espasmo vascular, es la contracción temporal de la pared del vaso sanguíneo lesionado, que permite la reducción del flujo sanguíneo a través de la rotura del vaso. Es el resultado de una acción refleja seguida de un espasmo local que dura el tiempo suficiente para que se forme el tapón de plaquetas.

El segundo mecanismo funciona porque cuando se lesiona un vaso sanguíneo se dañan sus células endoteliales y se pone al descubierto la membrana basal y las fibras colágenas del tejido subyacente. Entonces las plaquetas se adhieren al colágeno y se liberan factores químicos contenidos en estas; como resultado se forman agregados de plaquetas que constituyen un tapón permeable que es el trombo blanco o tapón plaquetario que impide la pérdida de sangre en lesiones pequeñas. Solo obstruye agujeros en la pared del vaso y este continúa funcionando normalmente.

Estos mecanismos operan cuando la lesión producida en un vaso sanguíneo es pequeña.

Si la lesión es grande y en un vaso de mediano calibre, además de los mecanismos descritos opera un tercer mecanismo que es el de la coagulación sanguínea. Una vez cumplida la función del coágulo sanguíneo, éste es disuelto por la enzima fibrinolisina (plasminógeno).

Comentarios


Deja un comentario