Régimen y frecuencia alimentaria

MSc. Olaida Cañizares Peña

¿Saben alimentarse?


Una alimentación variada durante el día es necesaria, debemos seleccionar alimentos de los diferentes grupos básicos, ningún alimento por sísolole aporta al organismo todos los nutrientes necesarios para su desarrollo y funcionamiento.Es importante una dieta variada, pero también es importante conocer qué alimentos debemos comer en mayor cantidad y cuales en menor cantidad para prevenir las enfermedades relacionadas con las deficiencias o excesos y desequilibrios alimentarios.


La variedad y la cantidad de alimentos deben estar relacionada con la edad y las actividades que se realicen. Consumir una dieta balanceada, es agradable y necesaria a tu salud, ya que cada nutriente interviene en una función determinada en el organismo, razón por la cual podemos enfermar cuando en la dieta falta algún nutriente, quiero llamar la atención sobre el peligro que representa para la salud ciertas dietas alimentarias dirigidas a la pérdida de peso pues resultan incorrectas al no tener un equilibrio de los nutrientes básicos (proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas).



El aumento en la dieta de los alimentos ricos en fibra como las frutas, los granos y los vegetales hacen que la persona se sienta 'llena”, lo que es beneficioso para prevenir la obesidad. Y lo que es más importante aún; estas dietas también reducen el colesterol y el riesgo de enfermedades cardiacas.





Una dieta con poca grasa hace difícil cubrir las necesidades de energía del cuerpo humano y ocasiona una disminución de la actividad física espontánea, pérdida progresiva de peso, cambios metabólicos adaptativos adicionales y alteraciones en el crecimiento del cuerpo y desarrollo del cerebro en los niños y adolescentes; pero una dieta alta en grasa se relaciona con las enfermedades ateroscleróticas, la obesidad y todas sus complicaciones, puede promover el desarrollo de numerosos cánceres y de la hipertensión arterial, este es un ejemplo donde se evidencia la importancia de ingerir una dieta balanceada y equilibrada según la edad y las actividades físicas.


Los azúcares, por lo general no aportan otros nutrimentos de interés para el organismo, a no ser que se utilice huevo, leche y cereales en sus preparaciones, ellos aportan "calorías vacías" y ocupan espacios en la dieta que bien pudiesen destinarse a otros que reporten mayores beneficios para la salud. Además estos alimentos contribuyen a la obesidad y favorecen la incidencia de la caries dental.


Además para el metabolismo de los carbohidratos se necesita Vitamina B1 (aneurina o tiamina), Vitamina B2 (lactoflavina o riboflavina), ácido pantoténico y biotina. El aumento en la demanda, acompañado de un aporte dietético insuficiente, conduciría a una deficiencia de las vitaminas del complejo "B" y sus respectivas consecuencias.

La prevalencia de obesidad y diabetes mellitus de la población cubana ha ido en ascenso. El exceso en el consumo de azúcar, conjuntamente con estilos de vida no saludables precipita y contribuye al aumento de la incidencia en estas enfermedades.



Obesidad en Cuba


Precisamente el consumo deficitario de fibra dietética conjuntamente con el consumo exagerado de azúcares refinados y grasas, son dos factores exponenciales que precipitan las llamadas "enfermedades de la civilización".


Un consumo elevado de sodio (sal común) aumenta la presión arterial y constituye un factor de riesgo de enfermedades cardiovasculares. Individuos con antecedentes familiares de hipertensión arterial tienen un mayor riesgo de presentar esta enfermedad, por lo que deben ser más cuidadosos en el consumo de sal.

La mejor manera de afrontar la jornada diaria es tomar un buen desayuno, pues brinda al organismo la energía necesaria para comenzar las actividades del día.


La tercera parte de los alimentos del día debe ser aportada por el desayuno y la merienda de la mañana.

La omisión del desayuno y un consumo excesivo en la comida de la noche son dos costumbres alimentarias generalizadas en la población cubana. Un desayuno adecuado estimula la capacidad de concentración, el rendimiento intelectual y laboral.



Comentarios


Deja un comentario