Pasos en la solución de problemas

1. Leer e interpretar el problema.
2. Determinar el tipo de cruzamiento y la relación de dominancia que se manifiesta.
3. Seleccionar los datos: anotar si la herencia es autosómica o ligada al sexo, si el carácter es dominante o recesivo o si se manifiesta dominancia incompleta, así como la simbología a utilizar para representar a los genes implicados.
4. Determinar los progenitores y la descendencia a partir de los datos del problema.
5. Seleccionar los gametos en correspondencia con los genotipos.
6. Representar gráficamente los cruzamientos.
7. Reconocer el fenotipo y el genotipo de los descendientes obtenidos en los cruzamientos.
8. Determinar e interpretar las proporciones fenotípica y genotípica de la descendencia.
9. Explicar el cruzamiento representado y sus resultados aplicando las leyes de la herencia y su relación con la meiosis, la fecundación y la variación genética.

Comentarios


Deja un comentario