reptiles_terpsidos Durante el largo proceso evolutivo, de un grupo de reptiles denominados terápsidos evolucionaron los insectívoros primitivos, a partir de los cuales se originaron los mamíferos, que luego desarrollando una gran diversidad de adaptaciones que les permitieron la supervivencia y la reproducción en los distintos hábitat que fueron ocupando.

Los mamíferos se diversificaron en los diferentes ordenes: Quirópteros, roedores, paquidermos, cetáceos, artiodáctilos, perisodáctilos, carnívoros y primates.

Por ejemplo, pertenecen a:

mamferos
Quirópteros – Murciélagos

Roedores – Rata blanca
Paquidermos – Elefante
Cetáceos – Delfines
Artiodáctilos – Rebeco
Perisodáctilos – Caballo
Carnívoros – Leopardo
Primates – Gibón

Los mamíferos pertenecen al reino animal y están constituidos por células especializadas(eucariota animal) que forman tejidos, los cuales se relacionan estructural y funcionalmente formando los órganos y varios órganos interrelacionados constituyen los sistemas de órganos, los que interactúan en el funcionamiento del organismo como un todo.

tejidos Los tejidos constituyen agrupaciones de células semejantes y especializadas, que participan coordinadamente en la realización de una o varias funciones específicas.

Por ejemplo:
El tejido muscular está formado por abundantes miofibrillas que le confieren la propiedad de contractilidad, además presenta propiedades como la excitabilidad, la elasticidad y la extensibilidad

En el organismo animal se distinguen tres tipos: el tejido muscular liso, estriado y estriado cardiaco, que podemos observar en esta imagen y se localiza específicamente en el corazón, la musculatura lisa se encuentra formando parte de las paredes de muchos órganos, sus fibras son aguzadas en los extremos y poseen contracción involuntaria. El tejido muscular estriado forma a los músculos esqueléticos, sus fibras son alargadas y poseen contracción voluntaria.

El tejido epitelial está formado por células muy unidas entre sí, sin sustancia intercelular que permiten la protección y el intercambio de sustancias, y se localiza cubriendo la superficie corporal y los órganos internos. Las glándulas endocrinas y exocrinas están constituidas por un tipo de tejido epitelial especializado en la elaboración y secreción de sustancias.

El tejido sanguíneo es un tipo de tejido conjuntivo, constituido por el plasma y las células sanguíneas: los eritrocitos o glóbulos rojos, los leucocitos o glóbulos blancos y los trombocitos o plaquetas.

Este tejido (conjuntivo o conectivo) está ampliamente distribuido por todo el organismo y realiza diversas funciones, se caracteriza por la abundancia de sustancia intercelular que puede se líquida como en la sangre y la linfa, que participan en el transporte de sustancias y en la defensa del organismo.

En el caso del tejido conjuntivo óseo, la sustancia intercelular es rica en sales de calcio lo que le confiere la dureza que permite su función de sostén y en los tendones encontramos tejido conjuntivo laxo que posee fibras elásticas y colágenas y que tiene como función, unir y proporcionar sostén a otros tejidos.

En resumen, el tejido conectivo o conjuntivo realiza diversas funciones como el sostén y el transporte de sustancias, en dependencia de sus características y de las estructuras que forman.

El tejido nervioso está especializado en generar y conducir el impulso nervioso. Integra a los órganos del sistema nervioso y está formado por neuronas y otras células que participan en la nutrición y la defensa de las estructuras nerviosas. Las neuronas son células alargadas con abundantes prolongaciones, que poseen el retículo y el complejo de Golgi bien desarrollados y abundantes mitocondrias.

Todos los órganos animales están formados básicamente por los mismos tejidos: epitelial, muscular, conjuntivo y nerviosos. La relación estructural y funcional entre los tejidos garantiza la integridad biológica del órgano.

Corazon_y_sis_circulatorio_57859 Por ejemplo: el corazón está integrado por el tejido epitelial que protege al corazón y forma las válvulas, el tejido muscular permite la contracción del músculo cardiaco, el tejido conjuntivo presente en el corazón lo constituye fundamentalmente la sangre que es bombeada por este órgano y el tejido nerviosos regula su funcionamiento.

Los órganos son estructuras constituidas por dos o más tejidos que están relacionados estructuralmente y funcionalmente y se especializan en una o varias funciones.

Los órganos forman sistemas de órganos como el sistema cardiovascular. El corazón bombea la sangre que circula por los vasos sanguíneos, las arterias conduce la sangre que sale del corazón, las venas transportan la sangre procedente de todo el organismo hacia el corazón y los capilares sanguíneos conduce la sangre y permite el intercambio de sustancias entre la sangre y las células. imagen_cardiovascular

Los sistemas de órganos están constituidos por un conjunto de órganos relacionados estructuralmente y funcionalmente en la realización de una o varias funciones en el organismo.

Por ejemplo:

Funciones

Sistema de órganos

Nutrición

Sistema digestivo

Transporte de sustancias y defensa del organismo

Sistema circulatorio

Ventilación e intercambio gaseoso

Sistema respiratorio

Excreción

Sistema renal

Regulación

Sistema nervioso, endocrino e inmunológico

Reproducción

Sistema reproductor

Los seres vivos intercambian sustancias, energía e información con el medio ambiente. La estrecha relación que se establece en el funcionamiento del organismo, entre: la regulación, las funciones vegetativas, la reproducción y el desarrollo, con el metabolismo celular, garantiza la integridad biológica del organismo.

MSc. Alina Fernández Rodríguez

Comentarios


Deja un comentario