LA MEJOR FORMA DE COMUNICACIÓN ES EL AMOR

MSc Milagros Quintana Quesada
no_ser_agresivos

La comunicación con el niño y la niña, cuando va dejando de serlo por arribar a la etapa de la adolescencia, adquiere una significación especial, ya que aunque se relaciona mucho con amigos (as) y compañeros (as) sigue necesitando del afecto, de la comunicación íntima, de la comprensión y del amor de la familia.
Los (las) adolescentes requieren de la conversación, las caricias y las palabras afectuosas, aún en momentos en que puedan estar analizando faltas que han cometido. Esto permite mantener una relación de confianza entre padres e hijos e hijas, que al mismo tiempo que le brinda bienestar emocional y seguridad al muchacho y a la muchacha , lo ayuda a reflexionar acerca de las exigencias de esta nueva etapa de la vida.
El cariño no debe significar sobreprotección y limitación de su actividad e independencia, sino comprensión y, a la vez, estímulo para hacer las cosas por sí mismos.

 

Comentarios


Deja un comentario