La importancia de la dentición y los correctos hábitos de higiene

MSc. Milagros Quintana Quesada


Los veinte dientes de leche de la boca de los niños, son reemplazados de forma gradual por las piezas definitivas, un conjunto de 32 dientes. Los 8 incisivos (4 en la arcada dentaria superior y 4 en la inferior) tienen el filo recto y afilado para cortar y morder. Los 4 caninos puntiagudos están especializados en desgarrar. Los 8 premolares, una vez perdidos los dientes de leche, tienen superficies afiladas, como las que presentan también los 12 grandes molares. Los terceros molares, ausentes en algunas personas, se denominan muelas del juicio o cordales.
El cepillado contribuye a la conservación de las encías, los dientes y la salud en general. Debe efectuase después de la ingestión de alimentos y antes de acostarse. Es importante saber que los dentríficos (pastas dentales) no son imprescindibles, lo importante es la acción mecánica; basta el agua, el cepillo y un cepillado adecuado y con una frecuencia mínima de cuatro veces al día. Los dentríficos, si bien algunos contienen sustancias fluoradas, generalmente, lo que brindan es un aliento agradable. Si se diera el caso de una merienda o comida fuera del hogar o institución y no se contara con el cepillo, bastaría un enjuague de la boca con suficiente agua para eliminar los restos de alimentos

Una buena higiene comienza por un correcto cepillado, que conviene realizar justo después de cada comida, ingesta de bebidas, especialmente las azucaradas y carbonatadas, de golosinas o aperitivos, o de cualquier alimento. El cepillado más importante, y el que no debe faltar, es el de después de la última ingesta antes de dormir.

ES NECESARIO REALIZAR UN CORRECTO CEPILLADO DE LOS DIENTES


cepillado_1

La técnica del cepillado consiste en efectuar el movimiento del cepillo siempre de la encía hacia el diente. Las cerdas del cepillo deben tener una consistencia dura semiblanda; todas estas medidas evitan las caries dentalescepillado_2

 

nios-cepillandoseEl cepillado debe realizarse introduciendo los filamentos del cepillo en el espacio que se forma entre la encía y el diente. Para ello, debe inclinarse el cepillo orientándolo hacia la línea que limita diente y encía. El objetivo es limpiar la placa bacteriana que se acumula en ese espacio, y que es el causante de la inflamación de la encía, por irritación química. El cepillado debe prolongarse durante el tiempo necesario para desorganizar la placa bacteriana. El revelador de placa bacteriana permite detectar las zonas de los dientes donde se acumula más placa.

El cepillado debe realizarse introduciendo los filamentos del cepillo en el espacio que se forma entre la encía y el diente. Para ello, debe inclinarse el cepillo orientándolo hacia la línea que limita diente y encía. El objetivo es limpiar la placa bacteriana que se acumula en ese espacio, y que es el causante de la inflamación de la encía, por irritación química. El cepillado debe prolongarse durante el tiempo necesario para desorganizar la placa bacteriana. El revelador de placa bacteriana permite detectar las zonas de los dientes donde se acumula más placa

.

Recuerda que la higiene bucodental comprende el aseo o limpieza diaria y el examen periódico por un estomatólogo

Comentarios


Deja un comentario