Componentes orgánicos: biomoléculas. Características esenciales e importancia biológica de los carbohidratos

                                                              MsC. Alina Fernández Rodríguez

 

Imagen12 Las biomoléculas son los componentes químicos orgánicos que forman parte de las estructuras y las funciones celulares, entre los que se encuentran: los carbohidratos, los lípidos o grasas, las proteínas, los ácidos nucleicos y las vitaminas.

 

Investigaciones científicas recientes ha puesto en relieve las diversas funciones que tienen los carbohidratos en el organismo y su importancia para mantener una buena salud.

 

Imagen13 Los carbohidratos constituyen una fuente y al mismo tiempo una forma de almacenar energía como por ejemplo: los gránulos de almidón en las células vegetales y los gránulos de glucógeno en las células hepáticas, y forman parte de estructuras celulares como la pared celular de las células vegetales, los hongos y de las bacterias.

 

Los carbohidratos se presentan en forma de azúcares, almidones y fibras y al menos el 55% de las calorías diarias que ingerimos deberían provenir de los carbohidratos, ya que son uno de los tres principales macronutrientes que aportan energía al organismo.

Aunque es importante mantener un equilibrio adecuado entre las calorías que ingerimos y las que gastamos, las investigaciones científicas sugieren que:

  • Una dieta que contenga carbohidratos en cantidades óptimas puede prevenir la acumulación de grasa corporal.
  • El almidón y los azúcares aportan energía de la cual el organismo puede disponer rápidamente en función del rendimiento físico.
  • Las fibras alimenticias, contribuyen con la función intestinal.

La tabla siguiente muestra los principales tipos de carbohidratos alimenticios, que pueden ser incorporados al organismo mediante los alimentos.

 

CLASIFICACIÓN DE LOS CARBOHIDRATOS

Monosacáridos

Glucosa, fructosa, galactosa

Disacáridos

Sacarosa, lactosa, maltosa

Polioles

Isomaltosa, sorbitol, maltitol

Oligosacáridos

Maltodextrina, fructo-oligosacáridos

Polisacáridos

Almidón: Amilosa, amilopectina

Polisacáridos

Sin almidón: Celulosa, pectinas, hidrocoloides

 

Los almidones y los azúcares son las principales fuentes de energía del cuerpo.

Los azúcares simples son absorbidos por el intestino delgado y pasan directamente a la sangre, los que son transportados hasta el lugar donde van a ser utilizados. Los disacáridos son descompuestos en azúcares simples por las enzimas digestivas.

El cuerpo humano utiliza los carbohidratos en forma de glucosa. En el organismo, por acción de la hormona insulina, el exceso de glucosa se transforma en glucógeno, un polisacárido similar al almidón, que se almacena en el hígado y en los músculos como fuente de energía, de la que el cuerpo puede disponer fácilmente ante un déficit de glucosa sanguínea por acción de la hormona glucagón.

Entre los alimentos ricos en carbohidratos podemos mencionar: arroz, fideos y otras pastas alimenticias, leguminosas, chocolate, frutas, maíz, trigo, viandas y hortalizas, entre otros.

No podemos alimentarnos bien si en nuestra dieta no ingerimos carbohidratos.