Ciclo LÍTICO de multiplicación viral


Los virus no se consideran seres vivos, sin embargo afectan a todos los organismos, sean unicelulares o pluricelulares.

Al no tener estructura celular ni metabolismo propio, los virus son considerados parásitos intracelulares obligados, de ahí que su ciclo de replicación transcurre necesariamente en el interior de una célula, que puede ser un organismo unicelular o perteneciente a cualquier individuo pluricelular. Al multiplicarse, los virus utilizan los sistemas enzimáticos y los componentes celulares de la célula infectada.
El ciclo de multiplicación viral puede ser de dos tipos: lítico o lisogénico.
El ciclo lítico es un proceso que consta de cuatro etapas o fases:

Por ejemplo:
Imagen_3
Adhesión: Los bacteriófagos establecen contacto con la membrana de la célula huésped mediante los filamentos de la cola, a la cual se fijan o adhieren debido al reconocimiento proteico dado por su propiedad de especificidad.

Penetración: Por la zona de contacto entre el virus y la membrana celular de la célula hospedera, el ácido nucleico viral penetra al interior de la bacteria, con lo cual las cápsides vacías permanecen en la pared bacteriana.

Multiplicación: Una vez en el interior de la célula, el material genético del virus se replica varias veces, formando muchas copias idénticas de ácido nucleico viral. Luego, utilizando el metabolismo celular, el ácido nucleico viral dirige la síntesis de las proteínas de las cápsides de los futuros virus, hasta que finalmente se ensamblan o arman las piezas de las partículas virales, originándose así cientos de nuevos virus.

Lisis: Una vez multiplicados los virus en el interior de la célula, la membrana celular se disuelve, se rompe y ocurre la liberación de los nuevos fagos que ya están en condiciones de infectar a otras bacterias susceptibles.

Durante el ciclo lítico, el virus penetra a la célula por diferentes mecanismos: uno es atravesando la pared celular y la membrana mediante estructuras especiales que se lo posibilitan (como la cola y los filamentos del bacteriófago T4), otro por fijación a receptores de la membrana (como en el VIH) o como resultado de la fagocitosis por la célula hospedera (como en el virus del herpes).
Imagen_4               Imagen_5
Una vez en el interior, el ácido nucleico regula los procesos de síntesis de proteínas (enzimas y proteínas de las cápsides virales) que le posibilitan su propia replicación, transcripción, síntesis de proteínas virales y el ensamblaje de una gran cantidad de nuevos virus.

Finalmente, los nuevos virus formados salen de la célula por diferentes mecanismos de liberación, como la "gemación" o la ruptura o lisis de la célula, de esa forma están en condiciones de iniciar nuevo procesos infecciosos a otras muchas células, propagando rápidamente la enfermedad en el propio organismo y estando en condiciones de contagiar a otros.

¿Cómo puede el VIH realizar su ciclo de replicación, si el material genético que contiene es ARN?

El VIH (virus de la inmunodeficiencia humana) es un retrovirus causante del SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida), infección de transmisión sexual que ha provocado la muerte a millones de personas en todo el planeta.

El material genético del VIH es un segmento de ARN de cadena sencilla, que sirve de plantilla para la síntesis de ADN viral mediante un proceso de transcripción inversa (ARN ? ADN) que tiene lugar en el citoplasma. Para ello, el propio virus contiene en su cápside y transmite a la célula durante la penetración, la enzima transcriptasa inversa.

El ADN sintetizado entra al núcleo y se incorpora al ADN de la célula huésped. Es entonces cuando comienza la transcripción de ARN viral, que pasa al citoplasma, dirigiendo la síntesis de nuevas proteínas virales en los ribosomas de la célula huésped. Las proteínas de las cápsides sintetizadas se ensamblan junto al ARN viral, formándose los nuevos virus que están ya en condiciones de salir de la célula rompiendo la membrana citoplasmática.

Célula humana (linfocito T CD4) y cerca de ella un VIH que se aproxima lentamente.
 
El VIH se aproxima a la célula y se fusiona a la membrana citoplasmática del linfocito.
Se abre una comunicación entre el virus y la célula, por el cual el ARN del virus sale del interior del VIH, penetrando a la célula.
 
Una fibra sencilla de ARN forma dos fibras en forma de doble hélice (Sesintetiza ADN a partir del ARN viral)

El ADN viral (cadena en doble hélice roja) recién sintetizado penetra al núcleo de la célula por uno de los poros de la envoltura nuclear, se acopla o une al ADN nuclear del linfocito.