Animales celomados no cordados, los Equinodermos

Los animales del grupo de los equinodermos

Caracteres generales:

Son animales de simetría radial, con el cuerpo provisto de una estructura rígida gracias a un esqueleto compuesto por numerosas placas calcáreas, situado debajo de la epidermis. Estas placas poseen diminutas espinas que salen al exterior dando al tacto una textura espinosa.

Se caracterizan también porque tienen simetría radiada y un aparato ambulacral que les sirve en el proceso de su locomoción, con unas pequeñas ventosas llamadas "pies ambulacrales" y "pedicelarios", que son utilizados para desplazarse y capturar a sus presas. Son unisexuales y nacen en estado de larva, por lo que tienen metamorfosis.

Alcanzaron gran importancia en otras épocas geológicas dando lugar sus restos a rocas sedimentarias.

Los equinodermos carecen de cabeza y cola, su boca está en el centro del polo inferior y el ano, los orificios excretores y reproductores, se encuentran en el polo superior.

Poseen un gran poder de regeneración. Los sentidos están poco desarrollados. Se reproducen sexualmente aunque a veces también lo hacen por escisión o partición.

Clasificación de los equinodermos

Los crinoideos, llamados lirios de mar por su aspecto de flor, tienen su cuerpo con una parte central en forma de cáliz, un disco del que parten los brazos plumosos con gran número de apéndices y un pedúnculo o tallo con el que se fijan al fondo marino. En la parte central del disco está la boca y canales acuíferos o ambulacrales que alcanzan a todos los brazos que utilizan para capturar pequeñas partículas alimenticias. Las comátulas solo permanecen fijadas en su fase juvenil y luego se arrastran mediante los brazos.

Holoturioideos

Los holoturioideos, llamados cohombros o pepinos de mar, son equinodermos alargados y cilíndricos, de cuerpo generalmente blando. El esqueleto no es continuo, sino compuesto por espículas calcáreas reducidas o ausentes.

El movimiento lo realizan mediante cinco hileras de pedicelios o pies ambulacrales a lo largo del cuerpo. Alrededor de la boca tienen una corona de tentáculos que son pedicelios modificados con función nutritiva; excretora, excavadora, etc.

Viven enterrados en el fondo arenoso. Cuando se ven perseguidos pueden arrojar al exterior parte de sus vísceras internas que vuelven a regenerarse rápidamente.

Asteroideos

Los asteroideos o estrellas de mar tienen forma estrellada o pentagonal. De su parte central se desarrollan de 5 a 45 brazos que tienen cierta movilidad. En su cara inferior se halla el surco ambulacral con dos o cuatro series de pies ambulacrales.

El esqueleto está formado por placas articuladas y por espinas y pedicelarios. En la superficie de la piel existen numerosas branquias de diminuto tamaño.

La boca carece de órgano masticador. El estómago, en forma de saco, puede ser proyectado al exterior para englobar a su presa, sobre la cual vierte sus jugos digestivos hasta que muere. El intestino es ramificado con glándulas digestivas y numerosos ciegos.

Se alimentan básicamente de moluscos, que logran abrir mediante la succión de sus numerosos pies ambulacrales.

Tienen órganos visuales en forma de manchas oculares en el extremo de sus brazos. Las estrellas de mar tienen un gran poder de regeneración.

Ofiuroideos

Las ofiuras se diferencian bastante de los asteroideos o estrellas de mar. Tienen un disco central del que salen cinco brazos, largos y delgados, a veces ramificados y con espinas en algunas especies, carentes de surco ambulacral. Estos brazos están formados por anillos con tentáculos o palpos con células sensoriales.

El aparato digestivo posee una boca en forma estrellada, sin intestinos radiales y sin ano.

Son enormemente voraces y atacan a crustáceos, peces, moluscos, etc., constituyendo una plaga en los fondos marinos.

Equinoideos

Son equinodermos de simetría radial evidente, de cuerpo generalmente esferoidal, desprovistos de brazos, con un esqueleto calcáreo de aspecto y características de una verdadera coraza o caparazón, provistos de espinas móviles, que, en algunas especies, son venenosas.

En el esqueleto se observan cinco zonas de filas dobles de placas, llamadas ambulacrales, con orificios por donde salen los pies ambulacrales y otras cinco filas de placas dobles, llamadas interambulacrales.

Tienen dos polos: el anal y el bucal. En el anal está la placa madrepórica, por donde desemboca el sistema acuífero. Tienen pedicelarios con pequeñas pinzas para capturar alimentos.

La boca está formada por un robusto aparato masticador llamado linterna de Aristóteles, con cinco piezas mandibulares con dientes.

Comentarios


Deja un comentario