Segundo mensaje a los estudiantes de octavo grado

Autora:Dra. C. Adania Guanche

Estimado estudiante de octavo grado:

Durante este curso estás estudiando diferentes grupos de animales, ya conoces que este reino comprende todos los organismos pluricelulares que obtienen energía mediante la digestión de alimentos, y contienen células que se organizan en tejidos.

A diferencia de las plantas, que producen nutrientes a partir de sustancias inorgánicas mediante fotosíntesis, o de los hongos, que absorben la materia orgánica en la que habitualmente se hallan inmersos, los animales consiguen su comida generalmente mediante el proceso de locomoción, o sea el traslado hacia otros lugares y digieren esos alimentos en su medio interno. Asociadas a este modo de nutrición existen otras muchas características que distinguen a la mayoría de los animales de otras formas de vida.

Los tejidos especializados les permiten desplazarse en busca de alimento; si permanecen fijos en un lugar determinado casi toda su vida (animales sésiles), estos tejidos les permiten atraer hacia sí esos nutrientes.

La mayoría de los animales han desarrollado un sistema nervioso muy evolucionado y unos órganos sensoriales complejos que, junto con los movimientos especializados, les permiten controlar el medio y responder con rapidez y flexibilidad a estímulos cambiantes.

Demostrar amor por la fauna cubana, es un deber de todo estudiante, porque al reconocer las características de los animales y su proceso evolutivo como parte indisoluble del desarrollo de la materia, ustedes, nuestros futuros trabajadores cubanos pueden reconocer la importancia de los animales y, por tanto, estarán conscientes de la necesidad de su protección.

Por otra parte, los cubanos todos debemos estar muy satisfechos y orgullosos al distinguir las especies endémicas de nuestra patria, que son muchas y al tocororo lo debemos amar, como símbolo nacional que es.

Es preciso que rememoremos constantemente el contenido de la obra martiana, porque es ejemplo por la valoración que siempre realizó nuestro Maestro de las riquezas de Cuba. Nuestra Revolución asimismo destaca la naturaleza pródiga de nuestra patria y por medio de la Constitución de la República y la Ley del Medio Ambiente han sido amparados legalmente estos recursos y por ello, los adolescentes como tú deben aprender a valorar las riquezas naturales del país, a protegerlas y a utilizar los recursos con racionalidad.

Los animales, especialmente nos acompañan, trabajan con nosotros, nos sirven en nuestra alimentación, forman parte de las cadenas tróficas y cumplen otras muchas funciones como integrantes de los ecosistemas. Por tanto, la fauna cubana merece ser reconocida por ti y por tus compañeros, para que todos puedan decir con orgullo que nuestros estudiantes están en la primera línea en la defensa de los valores naturales de Cuba.

Comentarios


Deja un comentario